fbpx

Bizcocho de mandarina con aceite virgen extra de Jaén

Bizcocho de mandarina con aceite virgen extra de Jaén

Bizcocho de mandarina con aceite virgen extra de Jaén, el desayuno del confinamiento.

En estos días de confinamiento en los que la repostería se han convertido en un MUST, el bizcocho de mandarina con aceite virgen extra de Jaén no puede faltar entre tus recetas. A nosotros nos encanta, porque es diferente, el toque cítrico y dulce de la mandarina con nuestro aceite picual, crea un tándem perfecto. Además es tan esponjoso, que se pueden congelar, y al sacarlo días después…¡queda igual de bien!

A continuación, los ingredientes y pasos a seguir.

Ingredientes

4- 5 huevos dependiendo del tamaño
200 gr de azúcar moreno
4 mandarinas pequeñas
100 g de aceite de oliva virgen extra picual Pago de Espejo
80 gr de nata líquida
250 g de harina normal
1 sobre de levadura
La ralladura de 1 mandarina

Preparación

1. Precalentamos el horno a 180º, con calor arriba y abajo (depende un poco de la potencia de tu horno).

2. Lavamos las mandarinas, rallamos la piel de una de ellas, y el resto, las exprimimos. Conservamos el zumo.

3. Cogemos un cuenco, y echamos los huevos, y el azúcar. Batimos durante cinco minutos aprox, bien a mano con una varilla, o bien con la Thermomix o robot similar. (nosotras utilizamos la máquina…)

4. Sin dejar de batir, vamos añadiendo poco a poco el aceite de oliva, (recuerda siempre virgen extra).

5. Incorporamos despacito el zumo, la nata y la ralladura y seguimos removiendo.

6. Tamizamos la harina y la levadura, y la añadimos a la mezcla. Removemos bien hasta que esté todo integrado.

7. Engrasamos nuestro molde con un poco de nuestro aove, y espolvoreamos un poco de harina.

8. Volcamos la masa en el molde, y agitamos un par de veces el recipiente para que todo quede uniforme.

9. Horneamos a 180º durante 35 minutos, a una altura media.

Truquillos

  • Este bizcocho se puede congelar, y estará igual de fresco al sacarlo.
  • Ni se te ocurra usar un molde como el nuestro, el bizcocho queda muy vistoso e igualmente sabroso, pero tarda casi dos horas en cocerse, dado que la temperatura no llega de la misma forma al centro del mismo. Por tanto, se te quedará crudo con sólo 35 minutos. Mi consejo, utiliza el típico alargado rectangular, que es muy uniforme.

Lo mejor de este bizcocho, su sabor, y que dura tierno varios días envuelto con un plástico transparente.

¡Bon appetit!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Consigue descuentos suscribiendote a nuestra newsletter