Mousse de Chocolate + el ingrediente secreto

Charles Dickens solía decir, que “el ser humano, es un hombre de costumbres”, y bajo mi humilde opinión, y una serie de investigadores de la Universidad de Boston, razón no le faltaba.

Nos limitamos a ir y volver de un reducido número de lugares, hacemos las mismas cosas, en un mismo horario y de un modo determinado, con el fin de no tener que reflexionar o tomar decisiones que requieran un esfuerzo adicional.

Pero si queremos experimentar cosas nuevas, hay que romper con la rutina…

Hoy os proponemos que probéis una mezcla de ingredientes contrapuestos, que siempre se han identificado como eternos enemigos; lo que en moda sería el fucsia y el rojo unidos en una misma prenda, pero llevado a la gastronomía.

¿Qué diríais si os dijese que el chocolate y la sal son grandes amigos? ¿Y si a ello, le unimos el ingrediente secreto, como le dije a mi sobrina? Pues que conseguimos el postre perfecto, original, sabroso, diferente y saludable.

Y es que, en casa, siempre hemos sido grandes fans del mousse de chocolate, y desde hace años, influenciadas por alguno de nuestros viajes y lecturas, nos animamos a probar mezclas de sabores imposibles. Hicimos el mousse de siempre, con la receta de siempre:

Para 4 personas:

1.       175 g de chocolate negro.

2.       30 g de mantequilla.

3.       4 huevos.

4.       80g de azúcar en grano o glas

5.       El ingrediente secreto.

Y una vez terminado, y montado en su vasito, o recipiente ideal, y después de dejarlo un poco a temperatura ambiente (ya sabéis que primero han de estar en la nevera una serie de horas para que cuajen) nos decidimos a servir. Y fue justo en ese momento, cuando le añadimos unos toques de sal Maldon, y un chorrito de Aceite de Oliva Virgen Extra, Pago de Espejo, por supuesto.

Luego, lo removimos con la cuchara, y lo llevamos directamente al paladar. La sensación y la experiencia fue espectacular, y contentas con el resultado, nos animamos a dárselo a probar a los pequeños de la casa, así estarían comiendo un dulce casero, a base de chocolate, y SANO.

La reacción fue sensacional, les encantó, y pedían más y más. En un primer momento, no les dijimos qué llevaban, sólo que era un mousse mágico, con un ingrediente secreto, (el aceite de oliva virgen extra y la sal), porque si lo saben desde el inicio, quizás no se animen a probarlo… Y es que, como decía al inicio: “el ser humano es un hombre de costumbres…”, pero fue decir las palabras mágicas: INGREDIENTE SECRETO, y todo cambió.

Ahora son ellos los que susurran, y le cuentan al oído de sus compis de cole, el ingrediente secreto con el que cocinamos en casa…

Y tú, ¿te atreves a romper con la rutina?

Prueba el mousse + sal + aceitedeolivavirgenextra, ¡tus sobremesas cambiarán!

Utensilios con solera

Hace años, paseando por nuestra finca, descubrí un lugar muy especial en los bajos de la casa principal, que si os soy sincera, no tenia ni idea de que existía. Mi madre me contaba, que en sus orígenes era la cuadra, y en su momento, fue el lugar para darle cobijo a las mulas y colocar los pesebres.

El aceite virgen extra y la alimentación infantil.

Lejos queda ya, la época en la que nuestras madres venían a recogernos al colegio, después de nuestras actividades extra-escolares, con una rica merienda que preparaban con todo el cariño del mundo.

¿Qué significa Virgen Extra?

Parece que el Aove, o el aceite de oliva virgen extra, está de moda; sin embargo, muchas son las personas que aún desconocen la diferencia entre un aceite de oliva virgen extra, virgen o un aceite de oliva refinado (en sus variedades suave o intenso, como suelen llamarlo en los supermercados)

¿Cristal transparente u opaco?

Existen muchos tipos de envases para comercializar el aceite de oliva, pero no todos mantienen igual sus propiedades organolépticas.

Por este motivo, a la hora de seleccionar un formato, debemos tener en cuenta los siguientes factores: